GENERADOR EÓLICO

Virtudes de la energía eólica

La energía eólica es una fuente de energía renovable cuyo objetivo es aprovechar la fuerza del viento para generar electricidad. La principal vía para obtener este tipo de energía, amigable con el medio ambiente, es a través de un generador eólico o aerogenerador, como también se le conoce.

La energía producida por el viento puede variar; sin embargo, se ha registrado que un generador eólico puede llegar a producir la energía eléctrica suficiente para cubrir las necesidades de hasta 5 mil hogares. En la actualidad, el principal uso que se le ha otorgado a la energía eléctrica que se genera a través del viento, es el de abastecer a millones de seres humanos que habitan en las grandes ciudades del mundo.

Lo anterior, permite darnos cuenta de que la energía eólica es un tipo de energía alternativa, confiable y accesible, que resulta ser una de las mejores opciones para nuestro futuro inmediato, pues en comparación con otro tipo de fuentes de energía tradicionales como los combustibles fósiles, resulta ser mucho más rentable y, por supuesto, menos dañina para el medio ambiente.

Un generador eólico es, hoy en día, uno de los principales mecanismos que se encargan de transformar la energía producida por la fuerza del viento. Este tipo de artefactos, básicamente molinos gigantes de viento, se encuentran conectados a un generador eléctrico que se encarga de aprovechar la fuerza generada por el viento para mover las aspas del molino y con ello producir energía eléctrica de manera inmediata.

La energía que producen este tipo de artefactos es completamente limpia, por lo que no produce ningún contaminante o residuo que resulte dañino para el planeta Tierra; de hecho, en la actualidad, la energía producida por los aerogeneradores es considerada como una de las más limpias que existen.

Es importante destacar que la vida útil de un generador eólico es de alrededor de 20 años, cosa que suele compensar el esfuerzo económico que tiene el adquirir un aparato de esta naturaleza. Sin embargo, el costo de este se ve compensado en pocos años, ya que el consumo de energía eléctrica, producido de manera tradicional, disminuye de manera considerable y es remplazado por la energía que se produce a través del viento.

La energía eólica es, después de la energía solar, la que mayores beneficios ha brindado a los seres humanos durante la última década. Gracias a su bajo poder contaminante se ha logrado eliminar el proceso de combustión que tanto ha afectado a los suelos, el agua, la flora y la fauna que habitan en nuestro planeta.

Por otra parte, los generadores eólicos producen mayor cantidad de energía que las fuentes de energía fósiles, ya que la cantidad de energía eléctrica que puede llegar a producir un aerogenerador es similar a la que producen mil kilogramos de petróleo, evitando así que a diario se quemen cientos de miles de litros de este combustible que tantos problemas ecológicos ha generado.

Asimismo, la energía eólica permite evitar que a diario se quemen grandes cantidades de carbón, evitando que sean arrojadas a la atmósfera toneladas de CO2. Es decir que con la producción de energía eólica se logra evitar el envío a la atmosfera de miles de toneladas de gases de efecto invernadero, producto de la combustión generada por el petróleo.

Otra de las ventajas que tiene la energía eólica es el reducido impacto ambiental que tiene sobre los suelos y su proceso de erosión. Los combustibles fósiles, como el petróleo, tienden a generar daños irreparables en la composición del suelo, ya que el petróleo que es extraído de los suelos tiende a ser sustituido por agua, situación que ha generado importantes daños al medio ambiente de nuestro planeta. Por otro lado, este tipo de energía no causa ningún tipo de modificación sobre los mantos acuíferos al no hacer uso de ellos durante la producción de energía.

Durante la última década, la energía eólica ha experimentado un auge muy importante debido a la rentabilidad y seguridad que brinda utilizar la energía producida por el viento. Además, permite generar energía de una forma amigable para el medio ambiente, permitiendo así disminuir los efectos del cambio climático que nos afectan hoy en día.

En México, por ejemplo, los macro-proyectos eólicos puestos en marcha a finales de 2015 han cobrado gran relevancia, pues se ha logrado generar energía eléctrica suficiente para abastecer a más de 400 mil hogares, siendo Oaxaca y Veracruz los estados con el mayor número de proyectos eólicos en funcionamiento. Esta es sin duda una de las principales razones para no dudar del potencial que tiene la energía eólica no sólo en México sino en todo el mundo.

En Europa, por su parte, los proyectos de energía eólica han sido los que más inversión han recibido hasta el momento; España cuenta con poco más de 500 parque eólicos y es la segunda productora a nivel mundial de este tipo de energía, después de Alemania, quien ha logrado generar, a través de generadores eléctricos, alrededor del 10% de la demanda de este país.

Sin duda, esta revolución tecnológica continúa evolucionando para perfeccionar su funcionamiento. En la actualidad, las investigaciones sobre aerogeneradores se han dirigido a la creación de sensores y software que permitan motorizar las fuerzas del viento que son ejercidas sobre las aspas de las turbinas. De lograrse este importante avance, será posible el control inteligente de las fuerzas del viento así como elevar el aprovechamiento del viento en todo momento.

Mase Energy es una empresa 100% mexicana que tiene como finalidad ofrecer a la sociedad modelos de ahorro energético, a través de la implementación de sistemas de energía sustentable, bajo la óptica ecológica, de respeto y de cuidado al medio ambiente.

¡Conoce las alternativas de energía sustentable que Mase Energy te ofrece!

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *