Tips para el ahorro de energía Parte 1: pequeños cambios

A nombre de todo el equipo que conforma a Mase Energy, les damos la bienvenida al blog oficial de nuestra empresa, mismo que alimentamos de manera constante para que ustedes, apreciables lectores, queden plenamente convencidos de la necesidad de voltear a nuestro alrededor con la finalidad de observar las problemáticas en materia ecológica, que han mermado no solo nuestra calidad de vida, sino la vida en general en nuestro planeta, el único que conocemos que cuenta con las características suficientes para nuestra existencia y la de todos los seres que comparten este mundo con nosotros.

Al hacernos conscientes de la magnitud de los cambios que está experimentando la Tierra y que han traído desde consecuencias graves y evidentes en esa medida, hasta afectaciones que los seres humanos no podemos vivir en carne propia pero que otras especies padecen y que desequilibran sus ecosistemas, podemos comenzar a discernir aquello que está propiciando tal estado de las cosas, para luego diseñar e implementar formas que solucionen ciertos aspectos o que, al menos, disminuyan un poco (o un mucho, que es lo deseable) el impacto ambiental que puede traer todavía peores escenarios al actual.

El ahorro de energía se ha mostrado como una de las formas de participación que tiene cualquier ciudadano para ir en contra del deterioro de nuestro hogar compartido no solo con la humanidad del otro lado del globo, sino también con otras especies de las que sacamos provecho para nuestra subsistencia, así como con otras que utilizamos para satisfacer aspectos que no son necesarios y que han llevado a distorsionar la visión sobre la relación que tiene el hombre con la naturaleza.

Lo natural no está puesto para que lo tomemos sin control, el ser humano no es dueño y señor del mundo ni de sus recursos, al contrario, debería considerarse afortunado por poder tomar de la naturaleza sus bondades, y convertirse en un cuidador del planeta.

En Mase Energy creemos firmemente en la capacidad que tiene el ser humano de crear mejores condiciones de vida que no atenten en contra del ambiente, e incluso el hombre tiene el potencial de devolverle a la naturaleza lo que ha tomado de ella, de sanarla aunque sea poco a poco, pero sobretodo, de detener esa bola de nieve que crece día con día, ese conglomerado de problemas que pareciera no tener solución, y aquí debemos destacar que desafortunadamente, no todo se puede revertir, por ello es momento de poner un alto a las formas desmedidas tanto de producción como de consumo.

Atendiendo a dicha preocupación, hemos preparado para la publicación del día, una serie de tips para el ahorro de energía, pues se ha convertido en un tema con una importancia capital para la condición de la Tierra y todo lo que en ella vive. Si queremos mejorar nuestra casa, es imperante que tomemos cartas en el asunto, como se dijo, todo individuo tiene la capacidad de aportar algo o de dejar de hacer ciertas cosas que ni nos benefician y que sí afectan para mal a nuestro entorno. Acompáñennos y conozcan nuestra selección:

  1. Productos ahorradores

Actualmente, existen diferentes líneas de productos que llevan la etiqueta de ahorradores. Esto quiere decir, que tendrán un funcionamiento óptimo sin requerir de los mismos niveles de energía que necesitan los tradicionales. El ejemplo más claro son los focos ahorradores, que gracias a sus componentes y forma de operar, consumen menos electricidad que las bombillas usuales. Además, proveen otros beneficios al consumidor, como una vida útil más amplia, y en consecuencia, un ahorro monetario, pues se deberán comprar menos focos.

  1. Modo “ahorro de energía

Así como existen productos netamente ahorradores como los focos, existen ciertos artículos electrónicos que poseen la modalidad de ahorrar la energía que necesitan para funcionar, este modo se puede activar a conveniencia del usuario, el ejemplo más obvio son los teléfonos inteligentes, todos podemos accionar esta alternativa para que nuestro Smartphone disponga de batería cuando se requiera, sobre todo si no se tendrá la oportunidad de cargar el celular durante algún tiempo, tiempo en el que puede surgir alguna emergencia y  en la que este dispositivo resultará imprescindible.

Pero, aunque no se trate del escenario que retratamos, es conveniente mantener el Smartphone en esta modalidad cada cierto tiempo, por ejemplo durante la noche,  para acrecentar la vida útil de la batería. No dejar conectado el celular al cargador más del tiempo necesario es también una forma de mantener en buenas condiciones la batería, pero también de ahorrar en las cuentas por concepto de consumo de electricidad, pues estos dispositivos tienen que jalar bastante luz para una carga completa.

Además de los teléfonos inteligentes, otros artículos electrónicos que se pueden configurar para gastar menos energía, son las tablets, los ordenadores, tanto de escritorio como los portátiles, todos tienen formas de consumir menos electricidad que extenderán su vida útil y que, al usuario, le ayudarán a ahorrar unos pesos, así como a contribuir mediante pequeñas acciones al cuidado del medio y de los recursos.

  1. Instalaciones eléctricas idóneas

El último tip de esta primera parte, quizá sea el más importante y útil de los tres, pero lo dejamos al final porque tiene implicaciones en los dos anteriores, es decir, que si no se parte de instalaciones eléctricas óptimas, de nada sirve colocar focos ahorradores, ni nada que hagamos con respecto a los dispositivos electrónicos ayudará al ahorro de energía. Por si fuera poco, una instalación inadecuada, lleva a gastar más dinero del debido, y en nada se podrá participar para contrarrestar los efectos que tiene en el ambiente la sobreexplotación de recursos para producir electricidad.

En la segunda parte presentaremos otros tips que en lugar de tratarse de pequeñas acciones, estarán enfocados a los grandes cambios, por lo que la eficiencia energética será el concepto principal de dicha publicación. ¡Nos vemos en la próxima!

Publicaciones recientes

Deja un comentario