Qué y cómo funciona un generador eólico

Anteriormente hemos hablado de la importancia del aprovechamiento de las fuentes de energía renovable, pues al ser recursos prácticamente inagotables, si se emplean los métodos adecuados para su obtención y transformación, pueden abastecernos de la electricidad necesaria para satisfacer las demandas de la población sin provocar daños en el medio ambiente. Una de estas fuentes de energía es la eólica y dedicaremos esta entrada a hablar de los medios que se emplean para aprovecharla y transformarla en energía eléctrica.

La energía eólica es la que se genera a través del movimiento de las corrientes de aire y que puede ser transformada en otras formas de energía, siendo la electricidad la que se obtiene principalmente de esta forma de energía. Para que esto sea posible se emplea un generador eólico conectado a la red de distribución de energía eléctrica.

Actualmente existen parques eólicos de grandes extensiones en los que se instalan generadores eólicos, también conocidos como aerogeneradores, pero también es posible instalar un aerogenerador para uso residencial y es muy común encontrarlos en viviendas eco-sustentables equipadas con tecnologías amigables con el medio ambiente.

Los generadores tienen paletas con un diseño similar a las alas de los aviones que, al moverse por la energía del viento, generan una diferencia de presiones que da origen a la fuerza necesaria que desencadena el movimiento de rotación del eje principal de los generadores. El eje principal está acoplado a un juego de engranajes llamado multiplicadora que es la responsable de la producción de electricidad en el generador.

Como puedes notar, en términos generales el funcionamiento de un generador eólico es similar a un motor eléctrico conectado de manera inversa; cuando a un motor se le aporta electricidad comenzará a generar energía por rotación, mientas que si al generador se le aporta energía de rotación, éste entrega energía eléctrica a cambio. Los elementos que componen un aerogenerador son los siguientes:

  • Sistema hidráulico. Este sistema se encarga de la rotación de las paletas en su propio eje a la velocidad del viento. Se encuentra en los generadores más modernos que se caracterizan por ser altamente eficientes.
  • Rodamiento principal. Es el punto de apoyo en el que se inserta el eje.
  • Multiplicadora. En su interior se encuentra el juego de engranajes responsable de incrementar la velocidad del movimiento rotatorio del eje principal. Con la multiplicadora se busca hacer que la velocidad de giro del eje se sincronice con la velocidad del generador para poder producir energía eléctrica de una frecuencia adecuada para inyectarse a la red eléctrica. Además contribuye a que los generadores sean mucho más silenciosos, siendo el ruido uno de los principales inconvenientes de los sistemas de aprovechamiento de energía eólica.
  • Motores. Los generadores tienen un sistema que hace girar la torre para orientarla de tal manera que el viento llegue a las aspas de frente y para ello necesitan de motores que, cuando los sensores metereológicos identifican de dónde proviene el viento, rotan la torre hacia el lugar indicado.
  • Freno. Cuando se detectan corrientes de viento muy fuertes que puedan poner en riesgo al generador, se frena el sistema. El freno también se emplea cuando se tiene que detener el aerogenerador por emergencias o para darle mantenimiento al sistema.
  • Sistema de enfriamiento. Por la fricción de los engranajes a altas velocidades se genera calor que debe ser controlado para acondicionar la temperatura y garantizar el buen funcionamiento de la multiplicadora. Es aquí donde entra el sistema de enfriamiento que básicamente se encarga de regular la temperatura del aceite en el aerogenerador.
  • Generador. Es el componente que se encarga en sí de convertir la energía producida por la rotación en energía eléctrica. Tiene un sistema para controlar la conexión con la red eléctrica, ya sea conectándola o interrumpiéndola.
  • Instrumentos metereológicos. Son sensores que se encargan de medir la dirección, velocidad y aceleración del viento. Los datos que recaban se envían a un sistema que controla la rotación de las paletas y de la torre, la conexión del generador con la red y los frenados de emergencia que se tengan que hacer, entre otras funciones.

Cabe destacar que la energía eléctrica que producen los aerogeneradores es completamente limpia, es decir, no generan ningún tipo de contaminación ni residuos nocivos para el ambiente y salud del hombre por lo que, a lado de los sistemas fotovoltaicos, es uno de los sistemas empleados para generación de energía más amigables con el ambiente que existen en la actualidad. Asimismo, son altamente eficientes y pueden trabajar de manera aislada o conectados entre sí en parques eólicos, como ya mencionamos al inicio de esta entrada.

Los sistemas de aprovechamiento de fuentes de energía renovables a partir de un generador eólico se han implementado en muchos países alrededor del mundo y han ofrecido excelentes resultados para satisfacer las demandas energéticas de la población. Además de generadores para parques eólicos, existen aerogeneradores para uso doméstico que se emplean particularmente para suministrar electricidad a comunidades alejadas que no tienen acceso a la red eléctrica.

En Mase Energy estamos asociados con la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE) que reúne a las empresas nacionales e internacionales con mayor presencia en el sector eólico. Especializados en el rubro de energías sustentables, en Mase Energy ponemos a tu disposición soluciones de calidad y altamente eficientes para desarrollar parques eólicos. Si deseas recibir información detallada acerca de nuestros servicios y productos contáctanos, con gusto te asesoraremos en la elección de una solución sustentable que se adapte a las necesidades de tu proyecto.

Publicaciones recientes

Deja un comentario