la energía eólica

Mase Energy y la Asociación Mexicana de Energía Eólica

Estimados lectores, sean bienvenidos a una nueva publicación del blog oficial de Mase Energy. Como empresa especializada en el desarrollo e implementación de sistemas de generación de energía amigable o verde, hemos creado este espacio con el que buscamos proporcionar información de relevancia y utilidad para todo el público interesado en colaborar desde diferentes ángulos con el cuidado y la preservación de nuestro entorno o medio ambiente, pero también en obtener un beneficio por ello, ya sea en materia de ahorro o de remuneración.

Así pues, el uso o aprovechamiento de los recursos renovables, como la energía eólica, para la producción de energía eléctrica ha demostrado ser sumamente útil tanto a nivel individual como a nivel social y ambiental, por lo que nos sumamos a los grupos de promotores de una conciencia ecológica que nos beneficiará a todos, desde ahora y en un futuro.

Si ya conoces a Mase Energy, sabrás que esta empresa orgullosamente mexicana, es uno de los socios activos de la AMDEE, es decir, la Asociación Mexicana de Energía Eólica. Pero si es la primera vez que te acercas a conocer a este proveedor de soluciones en cuanto a energías sustentables se refiere, debes saber que Mase Energy nace en San Luis Potosí.

Justamente con un proyecto en torno a este tipo de energía verde: un parque eólico (30MW) que se encuentra, actualmente, en el periodo de desarrollo, pero cuya construcción marcha viento en popa. Con esta proyección y primeros pasos, que han resultado exitosos, los fundadores de Mase Energy constataron la importancia de las energías renovables en nuestra época, extendiéndose a otros tipos, como la solar, por mencionar un ejemplo.

Una vez que hablamos sobre cómo surgió Mase Energy, y que pudimos observar que el primer tipo de energía en que se centró fue la eólica, podemos entender que sus esfuerzos y trayectoria la hicieran merecedora a ocupar un lugar en la AMDEE, pues esta asociación comprende a las compañías o empresas, tanto nacionales como extranjeras.

Que se destacan dentro del rubro por las aportaciones que hacen a nuestro país desde diferentes aristas, por ejemplo, por la producción de energía que alcanzan, o bien, por el desarrollo tecnológico de mejores sistemas . Mase Energy se sitúa como un importante desarrollador de parques o centros eólicos en México, por lo que cuenta con el aval de esta asociación civil que nació en el año 2005.

Para comprender los alcances de esta mancuerna, o del equipo que conforma tanto a la AMDEE como a Mase Energy, comencemos por conocer cuál fue el propósito y la necesidad de que existiera un órgano como la Asociación Mexicana de Energía Eólica. Como lo dijimos unas líneas arriba, se trata de una asociación civil  (privada y sin fines de lucro) con aproximadamente 10 años de existencia.

Esto quiere decir que la AMDEE nace de los esfuerzos de la ciudadanía y los especialistas en la materia (desde los científicos hasta los empresarios), quienes observaron las ventajas de desarrollar y aplicar sistemas que transformaran este tipo de recurso renovable o inagotable (el viento) en energía  eléctrica. Pero, ¿por qué? No es un secreto que la mayor parte de la producción energética que se emplea para casi todas las actividades humanas modernas proviene de de recursos no renovables.

Como es bien sabido, los recursos naturales al alcance del ser humano, pueden dividirse en dos grupos por sus características de fondo, que son opuestas: los renovables, que se pueden “renovar”, volver a obtener porque no se agotan, o bien, los no renovables, que una vez utilizados, en este caso, como energéticos, no pueden ser aprovechados de nueva cuenta, dejando solamente desechos de carácter tóxico o dañinos para el medio ambiente en diferentes niveles.

El viento se presenta como un recurso inagotable, que siempre podrá ser empleado para generar energía eléctrica, y mientras este recurso se transforma, no hay ningún residuo que resulte perjudicial para el entorno ni para ningún tipo de vida. El petróleo sí se va a terminar y al usarse genera emisiones tóxicas, dañinas para cualquier especie, sea animal o vegetal, o bien, para toda superficie o manto acuífero, mermando además el aire que respiramos.

Desgraciadamente, hoy en día y pese a los estragos que los energéticos no renovables han propiciado en nuestro hogar, la Tierra, siguen siendo los más utilizados, por lo que la contaminación aún va en aumento y la capa de ozono, en deterioro. Asimismo, el cambio climático es una realidad, participando en el incremento de los niveles del mar que devienen del derretimiento de los casquetes polares.

La consecuencia: la destrucción de cientos de hábitats naturales, la extinción de especies, el agotamiento de recursos y el encarecimiento de los mismos, una menor calidad de vida para los seres humanos, que además de afectar nuestra salud, afecta el estilo de vida, impidiendo incluso que se pueda conducir el auto propio cualquier día por las contingencias ambientales implementadas en las principales urbes del mundo, una medida que, sin embargo, no resuelve de fondo esta problemática.

La solución ante este panorama desalentador es compleja, pues no basta con determinar qué días pueden o no circular tales o cuales modelos de automóviles, no todo está en manos de la ciudadanía aunque conforme uno de los actores principales para mejorar las condiciones de vida. También las industrias y empresas, el sector público y privado, tienen gran parte de las vías de cambio en su poder.

Entonces, hay que sumar esfuerzos. Pero ante todo, debe haber un cambio de paradigmas para sumarnos a la visión que plantea el uso de recursos renovables, verdes, amigables, como el viento y la energía eólica, que además de contrarrestar el impacto ambiental, contrarresta el impacto económico de las cuotas por consumo eléctrico que toda familia, negocio, empresa o institución debe cubrir para llevar a cabo sus actividades cotidianas. He ahí la importancia de empresas como Mase Energy, y de sociedades como la AMDEE.

¡Hasta la próxima!

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *