Las mejores alternativas para el ahorro de energía

Ahorrar energía no sólo significa reducir el consumo con el objetivo de conseguir los mismos resultados que gastando más, ahorrar energía se traduce de igual manera en la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero que tanto han afectado al planeta Tierra y a los seres humanos que en ella habitan. Es evidente que la energía nos cuesta cada vez más, los últimos estudios reportan que de 2010 a 2014, el precio de la electricidad para el consumo doméstico se incrementó hasta en un 60 por ciento.

A pesar de la creciente demanda que este sector continúa teniendo, las tendencias apuntan a que el incremento en el costo de la energía eléctrica se mantendrá. Hoy en día es posible ahorrar energía sin necesidad de renunciar a ciertas comodidades que la modernidad nos ha brindado a los seres humanos. Disminuir los gastos en electricidad supone un increíble ahorro de energía que resulta benéfico para el medio ambiente y para nuestros bolsillos.

Existen muchas formas que te permiten ahorrar en el consumo de energía eléctrica. Una de las primeras recomendaciones que debemos tomar en cuenta es la sustitución de las bombillas tradicionales por focos o lámparas fluorescentes. Gracias a que estos focos no producen calor, disminuyen los gastos de energía eléctrica.  El 20% de la electricidad que se genera en el planeta está destinado a la iluminación y gran parte de ella es desperdiciada a causa de los malos hábitos y al uso de productos con tecnologías antiguas.

En estos tiempos de crisis ecológica y económica es necesario hacer más eficiente nuestro consumo de energía. El mayor porcentaje de consumo de energía se da en el hogar, principalmente en los sistemas de calefacción y de entretenimiento. Así que si los seres humanos toman la decisión de ahorrar energía, evidentemente disminuye la presión para aumentar el suministro de energía, de construir nuevas centrales o incrementar la producción de barriles de petróleo, así como de importar energía de otros países.

La gran mayoría de los productos que utilizamos en nuestro día a día generan un impacto que deja una huella ambiental. Esto se debe a que a lo largo de su ciclo vital fue necesario utilizar energía en los procesos de producción, transporte, ventas, utilización y término de su ciclo. Existe un sinfín de productos que vemos a diario en los centros comerciales y de los cuales no tenemos la menor idea del proceso que existe detrás de estos para que lleguen a nuestros hogares.

Una de las alternativas para lograr un importante ahorro de energía  es el uso de energías amigables con el medio ambiente. Hoy en día existe un sinfín de opciones que permite a los usuarios de este tipo de sistemas ahorrar mucho dinero y sobre todo empezar a generar un cambio en la manera de vivir en el mundo. Existen sistemas que transforman la energía del viento y del sol en energía eléctrica o energía térmica, generando un ahorro energético  y evitando el daño producido por los sistemas tradicionales que tanto han contaminado nuestro planeta.

El ahorro de energía es muy importante, ahorrar equivale evidentemente a disminuir el consumo de combustibles y a pesar de que México cuenta con una gran riqueza de fuentes de energía como carbón, gas o petróleo, estos combustibles fósiles son recursos no renovables que se estima se agoten en las primeras décadas del siglo XXII.

Ahorrar y utilizar eficazmente la energía eléctrica, así como cuidar el medio ambiente, no son sinónimos de reducir el nivel de bienestar o grado de satisfacción de las necesidades comunes. Un cambio de hábitos favorece en el uso racional de los recursos energéticos que permiten proteger la economía familiar y preservar el entorno natural.

Como te podrás dar cuenta, hablar del ahorro de energía es un sinónimo de economía familiar y cuidado del medio ambiente. Estos sistemas ya no tienen altos costos, hace un par de años, estos sistemas tenían un precio elevado y prácticamente era imposible que cualquier persona pudiera instalar un sistema de esta naturaleza. La realidad es que esta idea quedó insertada en el inconsciente colectivo, hoy en día, los calentadores solares, las celdas fotovoltaicas o los aerogeneradores son tecnologías que están al alcance de cualquier persona que así lo desee.

El número de personas que están optando por sistemas alternativos que generan energía está incrementando en todo el mundo, los aerogeneradores, son una de las alternativas que ofrece la industria para ahorrar energía producida de manera tradicional, lo cual se verá reflejado en nuestros bolsillos. Quienes buscan estas alternativas reducen el gasto de energía eléctrica en sus negocios u hogares, pero al mismo tiempo ayudan a la conservación del medio ambiente.

Por su parte, los calentadores solares y las celdas fotovoltaicas, son complejos y novedosos sistemas que aprovechan la luz solar para generar energía eléctrica o térmica. Estos sistemas son los más accesibles para el grosor de la población y ayudaría a preservar el medio ambiente que tanto ha resultado afectado en las últimas décadas a causa del incremento en nuestro consumo de combustibles fósiles.

Todos estos sistemas han demostrado su efectividad y han superado las fases de prueba. Si eres de las personas que está pensando en ahorrar energía y utilizar un sistema que genere energía de forma limpia es muy importante que acudas con los mejores especialistas para que recibas una asesoría de calidad y adquieras el producto que necesitas.

Mase Energy es una empresa 100% dedicada y especializada en sistemas de energías sustentables. El personal altamente capacitado con que cuenta esta empresa permitirá que quedes completamente satisfecho con el servicio que esta empresa te brindará. Conoce a los expertos de Mase Energy y conoce las opciones de energías amigables con el medio ambiente que tienen para ti.

Publicaciones recientes

Deja un comentario