La nueva alternativa solar: celdas solares

Todos los seres humanos están conscientes de que el aprovechamiento de la energía producida por el sol puede tener un impacto positivo para el medio ambiente. Seguramente te has preguntado muchas veces cuál es el ese gran impacto que generaría al medio ambiente el que una familia adopte el uso de energía solar para transformarla en calor y electricidad, dejando de lado el uso de combustibles fósiles que arrojan a la atmósfera gases de efecto invernadero.

Los beneficios que tiene el uso de la energía solar, a través de un calentador solar o de celdas solares, para el medio ambiente son sumamente positivos. Si una persona o familia deciden utilizar este tipo de energía alternativa, evitarían que hasta 20 mil toneladas de gases de efecto invernadero contaminen la atmósfera y el medio ambiente. El uso de energía solar no sólo puede satisfacer las necesidades del ser humano de utilizar agua caliente para bañarse, lavar la ropa, lavar los trastes o para labores domésticas, sino que también puede satisfacer las necesidades de electricidad de una familia.

Debe saber, estimado lector, que 20 mil toneladas es una gran cantidad, y si la emisión de esos contaminantes sólo equivalen a una casa, imagine si toda una comunidad decide establecer como energía principal a la emitida por el sol. La reducción de emisión de gases de efecto invernadero tendría repercusiones positivas no sólo para la economía de aquellas familias que optaron por un tipo de energía alternativa, sino que el medio ambiente se verá sumamente beneficiado, pues podrían verse reducidos los efectos provocados por el calentamiento global.

Al reducir en más del 50% el consumo de energía eléctrica proveniente de la red eléctrica, es posible reducir en un gran porcentaje la cantidad de combustibles fósiles que se queman para producir electricidad. Esta medida repercutiría eficazmente en los ecosistemas de todo el planeta, evitando las contaminación de los mantos acuíferos, la contaminación del suelo y reduciendo el calentamiento global que ha llevado a la extinción a cientos, si no es que miles, de especies animales y vegetales en todo el planeta.

Sin embargo, el medio ambiente no sólo es dañado a causa de la quema de combustible que se utiliza para obtener energía eléctrica. El medio ambiente también es afectado a causa de las técnicas y métodos que se realizan para la extracción de estos combustibles, pues es necesario excavar grandes porciones de tierra, construir plantas procesadoras y refinadoras, destruyendo decenas de ecosistemas naturales en todo el planeta, simplemente para obtener los combustibles fósiles que se queman a diario en la Tierra y que han generado severos problemas a la atmósfera.

Otros destruyen ecosistemas enteros con el único fin de obtener riquezas y beneficios propios, sin importarles siquiera el daño ecológico que provocan al planeta Tierra y el futuro catastrófico que podría depararle a la humanidad a causa de estas ambiciones. Otros menos ambiciosos, destruyen ecosistemas en nombre del progreso, pues aseguran que con un tipo de combustible fósil (gas shale, en específico) es posible arrojar menos contaminantes a la atmósfera, aunque para su extracción es necesario utilizar más de 9 millones de litros de agua.

Todas estas ambiciones mundanas han originado un serio debate sobre la adopción de nuevos sistemas de energía que eviten agudizar el deterioro del planeta Tierra. La energía solar es la más conveniente, según científicos especializados en la materia, completamente comprometidos con el cuidado del medio ambiente. Inclusive, esta energía alternativa es conocida como la madre  de todas las energías amigables con el medio ambiente.

El uso de celdas solares se ha convertido, cada vez más, en una constante en los países más desarrollados de todo el mundo. México, aunque no es un país económicamente desarrollado, cuenta con millones de personas comprometidas con el medio ambiente y los ecosistemas naturales, que han decidido aprovechar la energía que brinda el sol para transformarla en energía eléctrica.

Un panel solar, como también se les conoce a las celdas solares, es un mecanismo altamente avanzado que permite transformar los rayos producidos por el sol en energía aprovechable para los seres humanos, teniendo alcance, de inmediato, a la misma. Hoy en día, existen dos tipos de paneles solares que permiten transformar la energía del sol:

Las celdas solares fotovoltaicas son una serie de placas que tienen como función principal transformar la energía producida por los rayos del sol en energía eléctrica. Este novedoso sistema está compuesto por una compilación de “células solares” fabricadas a base de silicio, las cuales permiten absorber la energía y transformarla en electricidad. Los expertos en materia de energías alternativas han asegurado que este aparejo es muy útil para las viviendas y empresas, pues les permite ahorrar miles o millones de pesos al año en tarifas eléctricas.

Por otra parte, se encuentran los colectores térmicos, los cuales absorben la energía producida por los rayos del sol y la transforman en energía térmica. Aunque la utilidad de estos sistemas es más limitada, pues sólo pueden ser usados para calentar agua en una vivienda o empresa, son muy útiles, pues permiten ahorrar miles de pesos en gas y quemar combustibles fósiles que dañen al medio ambiente y colaboren al desequilibrio ecológico que hoy en día experimenta el ser humano.

Estos mecanismos alternativos de generación de energía han cobrado gran importancia en los últimos cinco años, pues cada vez son más conocidos los calentadores solares o las celdas fotovoltaicas. Si usted está pensando en instalar uno de estos sistemas en su hogar, negocio o empresa, no dude en acudir con los especialistas de Mase Energy, una empresa 100% mexicana que se dedica a desarrollar proyectos sustentables.

Gracias a la calidad en el servicio que ofrece el personal que labora en Mase Energy, esta compañía ha logrado posicionarse como una de las mejores en el rubro de energías alternativas. Todos y cada uno de los clientes que han contratado los servicios de Mase Energy han quedado completamente satisfechos y nunca tuvieron duda de que su inversión estuviese en las manos equivocadas. Hoy, los clientes de Mase Energy ahorran miles de pesos en tarifas eléctricas y además, contribuyen a disminuir los efectos provocados por los combustibles fósiles.

Publicaciones recientes

Deja un comentario