Una buena definición y descripción de la energía eólica sería explicarla como una de las fuentes de energía más antiguas que ha ocupado la humanidad. Después de varias décadas de ensayo, error y un buen número de desastres ecológicos, la energía eólica ha demostrado ser una de las más funcionales y benignas para la sociedad y el planeta, y no nos limitamos a un terreno de comparación donde sólo entrarían las energías fósiles, sino otras fuentes renovables, como la geotérmica o la hidroeléctrica.

La energía eólica | Mase energy

Así pues, para ser más específicos, el término “eólico” hace alusión al viento, así como a Eolo, el dios de la antigua Grecia. Una forma simple de describir el proceso práctico de este tipo de energía es la siguiente: se trata de transformar la energía producida por las aspas del generador eólico en un recurso eléctrico.

Existen ventajas bastante notorias en el uso del aire, las cuales no muchas fuentes de energía serían capaces de ofrecer. Podemos enlistar primero el beneficio al medio ambiente al no contaminarlo en ningún nivel o forma; su producción es infinita, y la posibilidad de generar la energía eólica terminará cuando nuestro planeta muera.

Las energías y combustibles de tipo fósil se vuelven innecesarios, ya que tendrían que competir con una fuente renovable mucho más barata y ecológica; el sobrecalentamiento del planeta, el agujero de la capa de ozono y el efecto invernadero se verían contrarrestados de seguir la implementación exponencial de la energía de esta clase.

No se debe olvidar que en cualquier lugar del mundo es posible obtener la energía eólica (otro factor a favor de las condiciones económicas de un proyecto, y una forma de aprovechar los recursos físicos y humanos de nuestro entorno).

La producción estratégica de energía eléctrica a través del aprovechamiento del aire es una de las formas de atender las necesidades del presente, sin causar estragos ni gastar los recursos que ocupará el ser humano en un futuro a mediano y largo plazo.

Si bien aún no se tiene una certeza absoluta sobre las causas del cáncer, hay teorías en las cuales se considera a la exposición con toxinas, químicos y desperdicios uno de los factores que más influyen para desarrollar dicha enfermedad. Problemas en el sistema respiratorio y de tipo cardiaco también han sido considerados consecuencias de tal exposición.

La energía eólica no deja ningún residuo en el medio ambiente, y pasar una tarde en un parque eólico significa que se tendrá acceso a una buena fuente de energía, sin respirar ningún elemento tóxico.

Si en primer plano se encuentra la salud, en lo que concierne a espacios físicos, como un entorno urbano o natural, el ambiente puede acidificarse y las construcciones sólidas pueden degradarse e iniciar un proceso de debilitamiento.

El cuidado del agua y la posibilidad de que en algún momento la humanidad entera se quede sin este recurso, por no mencionar que ya existen lugares en el mundo donde se ha empezado a vivir esta lamentable situación, son el paradigma de nuestro tiempo. El aprovechamiento del aire no conlleva la necesidad de tener que desechar residuos y elementos contaminantes sobre ríos o mares como resultado de la producción energética. Además, esta clase de energía registra unos de los índices más pequeños de consumo de líquido.

Si sintetizáramos sus ventajas en un par de puntos, serían los siguientes:

  • Se trata de una fuente infinita de energía.
  • Es imposible extinguirla.
  •  Es amigable con el medio ambiente.
  • Su implementación disminuye de forma considerable la ocupación de energía fósil.
  • Es uno de los caminos más seguros para capitalizar el trabajo humano de cierta zona y hacerla crecer económicamente.
  • No es una moda o una tendencia donde se cubren necesidades inmediatas. Es, más bien, una forma efectiva de cuidar las condiciones del espacio en que vivirán las nuevas generaciones.

Se trata, para decirlo de una manera precisa, de una tecnología sustentable y ecológica que permite obtener energía eléctrica sin afectar al medio ambiente y sin ser la causa de un entorno tóxico u hostil para el hombre.

La cantidad de gente que se sirve de dicha energía es poca si se considera cuánta de ésta ocupa la electricidad en su vida cotidiana. La cifra abarca al 3 % de la población en todo el mundo, sin embargo, se calcula que en las próximas décadas este número podrá crecer y que una cifra bastante considerable de personas estarán más familiarizadas con el aprovechamiento del aire.

Mase Energy surge como un proyecto nacional, enfocado a la generación de energía sustentable. Somos conscientes de la gran posibilidad de que nuestro mundo sufra un colapso ecológico y lo importante de implementar acciones efectivas que transformen a la sociedad ante un reto tan grande como éste. Si bien, pueden ser considerados pequeños pasos y mucha gente aún no entiende que la masificación de la energía sustentable podría provocar un poderoso cambio en el mundo, creemos que ofrecerle posibilidades nuevas y más efectivas a la sociedad puede ser el principio de una gran recuperación del medio ambiente.

Queremos que las personas o proyectos que nos contacten puedan impulsar el crecimiento de su empresa, siempre bajo una óptica de cuidado ecológico. Nuestro objetivo es presentarle al cliente diversas estrategias que cumplirán dos fines: el primero es cubrir las necesidades profesionales de quien nos contacta; el segundo implica el uso de máquinas y productos de primer nivel que cuidarán la integridad del hombre y los recursos naturales de su entorno.