the eolic energy

La energía eólica: Ventajas de su aprovechamiento

Una de las maneras más eficientes y amigables con el ambiente en que podemos obtener energía eléctrica hoy en día es aprovechando la energía eólica. Este tipo de energía se obtiene de las corrientes de aire y se capta a través de generadores eólicos o aerogeneradores, como también se les conoce. Estos aparatos son torres con un eje en el que se insertan hélices similares a las alas de avión e incluyen mecanismos sofisticados que permiten aprovechar al máximo la energía del viento para producir electricidad.

El funcionamiento de los generadores eólicos se puede entender fácilmente si lo comparamos con un motor eléctrico conectado a la inversa. Es decir, mientras el motor comienza a generar energía de rotación cuando se le aporta electricidad, el generador genera energía eléctrica cuando se le aporta energía de rotación.

Por el tipo de tecnologías que incorporan en su diseño ofrecen un excelente rendimiento y de ello que cada vez sean más los parques eólicos, en los que se disponen muchos generadores eólicos para producir grandes cantidades de electricidad, que se instalan alrededor del mundo e incluso, hay algunos diseñados especialmente para el autoconsumo y pueden colocarse en viviendas para ahorrar energía.

Al tratarse de una fuente de energía renovable, la eólica es considerada inagotable y, gracias a que el mecanismo que se emplea para aprovechamiento no es nocivo para el ambiente, no contamina y dado que, no se emplean combustibles fósiles en el proceso, la emisión de gases que causa el efecto invernadero es nula por lo que representa una excelente forma de contribuir a disminuir el calentamiento global.

Por otra parte, las corrientes de viento no pertenecen a nadie, a diferencia de otras fuentes energéticas como el agua y el petróleo, puesto que su aprovechamiento presenta limitaciones geográficas, por lo que se puede aprovechar la energía eólica prácticamente en cualquier comunidad, lo que además de tener un impacto positivo en el ambiente genera empleos y reduce las importaciones energéticas que se tengan que hacer para satisfacer las demandas de energía.

Es por todo lo anterior que la producción de electricidad por generadores eólicos contribuye al desarrollo sustentable, es decir, tiene beneficios ambientales, sociales y económicos. Una característica muy importante de los proyectos desarrollados para generar electricidad a partir de la energía de las corrientes del viento es que no emiten sustancias tóxicas ni ningún tipo de contaminantes al aire, cosa que además de afectar el estado del medio ambiente tendría repercusiones en la salud de los humanos.

Por ejemplo, la emisión de tóxicos puede desencadenar enfermedades respiratorias, padecimientos del corazón y cáncer, al tiempo que acidifican los ecosistemas acuáticos y terrestres y causan deterioros en los edificios. En este sentido, ni la fuente de energía ni el método empleado para aprovecharla genera residuos, por lo que la eólica es a lado de la solar, las fuentes renovables de energía que tienen las huellas de consumo más bajas.

En lo que a producción de energía eléctrica respecta, la energía eólica actualmente suministra más del 3% de electricidad que se consume en todo el mundo. Se proyecta que en un par de años supere el 5% y en un par de décadas pueda cubrir el 10% de la demanda eléctrica a nivel mundial y, gracias a que cada vez son más los parques eólicos que se ponen en funcionamiento en todo el mundo, estas proyecciones ya no parecen tan lejanas. Sin embargo, para que el uso de energía eólica para producir electricidad pueda considerarse una práctica amigable con el ambiente se deben tener ciertas consideraciones al instalar un parque eólico.

Por una parte, los aerogeneradores son en términos simples, molinos de viento de gran tamaño y por tanto, para la instalación de un parque eólico se requiere de extensos terrenos que reúnan características específicas para que los generadores puedan ofrecer el rendimiento que se espera. En primer lugar se hace un estudio exhaustivo de la zona en la que se planea instalar el parque, esto para asegurarse de que dicha instalación no cause un impacto negativo en el ambiente.

Como ya mencionamos, la eólica  es una de las energías que menos afectan al medio ambiente, siempre y cuando se aproveche por los medios correctos. Lo que ocurre con la instalación de aerogeneradores es que el entorno se modifica visualmente y su funcionamiento afecta el tránsito de aves por lo que se deben buscar terrenos que no sean lugares de paso de aves y además, libres de árboles para evitar la tala.

Otro factor a tomar en consideración es el potencial energético de la zona, es decir, la capacidad del parque para satisfacer la demanda de una comunidad. En caso de que no exista una comunidad que pueda consumir la energía generada en el parque eólico, su instalación no tendría mucho sentido. Finalmente es necesario evaluar el comportamiento del aire, esto incluye su dirección y temperatura, características que pueden ayudar a determinar cuál será la capacidad de generación máxima del parque eólico.

Como puedes notar, son muchas las ventajas que ofrece el aprovechamiento de energía eólica pero también son bastantes los aspectos que se deben tener en consideración antes de instalar un aerogenerador. Es por ello que la planeación de los parques eólicos y la instalación de aerogeneradores para autoconsumo se debe dejar en las manos de especialistas con amplia experiencia en el ámbito de energías sustentables y más específicamente, de la energía eólica.

Si deseas recibir asesoría especializada para el aprovechamiento de este tipo de energía contáctanos, en Mase Energy como desarrolladores de parques eólicos estamos asociados con la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE) y con gusto te ayudaremos a encontrar una solución sustentable para tu proyecto.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *