La energía eólica en el mundo parte 2

Mase Energy nace de la necesidad de promover formas de generación de energía limpias y renovables, que no afecten al medio ambiente y al mismo tiempo sean de fácil acceso, a partir del desarrollo de tecnologías que permitan el autoconsumo en todos los niveles de la sociedad, desde los residenciales hasta los institucionales e industriales. En ese sentido, una de las ramas de nuestro trabajo es la de la producción de la energía eólica, a la cual estarán dedicadas las siguientes reflexiones.

En la primera parte de este artículo hicimos un planteamiento general de la situación de la contaminación atmosférica en el mundo, la manera en la que nuestros actos como especie humana han afectado al medio ambiente y las graves consecuencias que esto ha traído para todos nosotros, pues el cambio climático y con él, el aumento de la temperatura de la Tierra, ha generado una serie de sequías y la intensificación de los fenómenos naturales, mismos que han dejado ya un alarmante número de pérdidas humanas y hasta la extinción de cientos de especies animales.

Nuestras conductas como seres humanos generaron un serio desequilibrio en las condiciones del medio ambiente, cada vez hay menos espacios para el desarrollo de zonas naturales en los que la flora y fauna puedan vivir sin la intervención de la mano de la civilización del hombre; asimismo, hicimos hincapié en que las consecuencias de la sobreexplotación ambiental no discriminan condición social ni económica, esto es un problema que merece la urgente atención por parte de todos nosotros.

Como mencionamos en el artículo anterior, los gobiernos de las principales potencias mundiales ya empezaron desde hace unos años a generar acuerdos y compromisos para disminuir los índices de contaminación de sus países respectivos, sin embargo, esto no es suficiente para detener los avances del calentamiento global, y mucho menos para revertir los daños ya hechos a la atmósfera.

Con todo esto, querido lector, quizá pienses que ya no hay solución, pero lo cierto es que aún no es demasiado tarde, no obstante,  para que exista un cambio verdadero el mundo necesita de ti, de tus vecinos, amigos, familiares, compañeros de trabajo y de todos nosotros, esto sólo puede ser posible si como pobladores del planeta Tierra vemos más allá de las fronteras o nuestras diferencias y comenzamos a hacer aportaciones, ya que ningún esfuerzo es pequeño cuando se trata de crear un entorno más amigable para el medio ambiente.

Afortunadamente la concienciación acerca de los problemas de nuestro entorno natural que nosotros mismos provocamos se está expandiendo entre la sociedad global, desde hace un par de décadas se comenzó a dar un crecimiento acelerado del uso de alternativas para la producción de electricidad, tales como la instalación de paneles fotovoltaicos, calentadores solares y sistemas de generación eléctrica a través de la energía eólica, la cual explicaremos a continuación.

Este tipo de energía se llama así porque la palabra eólico tiene su raíz en el término latín aeolicus, que se traduce como “perteneciente a Eolo”, en la mitología griega, Eolo corresponde al dios de los vientos. Esto nos dará una pista acerca de cuál es la materia prima para la generación de electricidad a través de este método: el viento.

Ahora bien, es necesario decir que se creó una alta dependencia a la electricidad a partir de que el hombre aprendió a crearla, manipularla y utilizarla para su beneficio, sin embargo, durante mucho tiempo se estandarizó el proceso de generarla a través de la quema de combustibles fósiles (petróleo, gas, carbón), lo cual perjudicó en gran medida al medio ambiente, como ya lo hemos expuesto.

No obstante, a la par que todo esto pasaba, desde hace varios siglos ya se estaba aprovechando el viento para diversos fines, por ejemplo, los grandes barcos tenían velas para que las corrientes de aire las impulsaran hacia sus destinos, además de que ya existían maquinarias que funcionaban a través de los molinos de viento, que al mover sus aspas generaban el movimiento, pero no fue sino hasta el siglo XX que este tipo de energía se empezó a aprovechar para la generación de la electricidad.

Esto ha constituido a la energía eólica como el método energético renovable más desarrollado, de hecho, en los dos últimos siglos se perfeccionaron las tecnologías para lograr un funcionamiento más eficaz y que fuera capaz de alimentar espacios cada vez más extensos. Gracias a la creación de los aerogeneradores, se convirtió en un sistema de producción eléctrica mucho más confiable y, por lo tanto, con mayores posibilidades de ser utilizado tanto a niveles pequeños como grandes, es decir, tanto en casas como en industrias y poblaciones enteras.

A lo largo y ancho del mundo se están estableciendo parques eólicos, debido a que los países están implementando políticas en favor de este recurso renovable y limpio. De hecho, según el Consejo Mundial de Energía Eólica, en la primera parte del 2015 se dio un crecimiento del uso de este tipo de energía en países como Brasil y México, mientras que en Alemania, China y Estados Unidos constituyen los principales puntos en la generación eléctrica limpia, con resultados bastante favorables.

Te invitamos a conocer más acerca de los sistemas de producción eléctrica limpios, seguros, confiables, económicos y renovables que se están popularizando en la actualidad en la página de Mase Energy, uno de ellos es precisamente el que funciona a través de la energía eólica. Si tienes alguna pregunta, no dudes en contactarte con nosotros y con gusto te explicaremos lo que necesites. Tú puedes ser parte de la diferencia.

Publicaciones recientes

Deja un comentario