Importancia del ahorro de energía eléctrica

En la actualidad y desde ya hace muchos años la electricidad ha sido un elemento fundamental para llevar a cabo gran parte de nuestras actividades diarias, ya sea domésticas, laborales, industriales, comerciales o recreativas y gracias a este tipo de energía, en gran medida hoy tenemos una mejor calidad de vida que hace décadas y siglos, pues nos es suficiente con presionar un botón o interruptor para conseguir luz, calor, aire fresco y limpio, imagen, sonido o una línea de comunicación.

El uso de la electricidad es indispensable hoy en día para todos nosotros, sin embargo, pocas veces reflexionamos y consideramos de manera seria su importancia, lo que nos lleva a utilizar este recurso de manera indiscriminada, descontrolada e ineficiente.

Por lo anterior, el ahorro de energía eléctrica se ha convertido en una práctica cada vez más importante, más difundida entre la sociedad y es un elemento fundamental para lograr un aprovechamiento ideal de los recursos energéticos con los que contamos actualmente, pues ahorrar electricidad no solo implica un beneficio económico sino ambiental, ya que se disminuye el consumo de combustibles, la emisión de gases contaminantes hacia la atmósfera y se reduce la generación de calor.

En el mundo se utilizan diferentes recursos para generar electricidad y gracias a la riqueza natural del territorio de nuestro país, en México hay una gran cantidad de fuentes de energía, sin embargo, la generación de electricidad se realiza en su mayor parte utilizando petróleo, carbón y gas natural, lo que tiene grandes implicaciones para el medio ambiente, pues el uso de estos recursos no renovables, principalmente los combustibles fósiles, impacta considerablemente el entorno natural.

Las consecuencias de esto son bien conocidas en nuestra época: emisión de gases contaminantes, efecto invernadero, calentamiento global y las consecuencias que estos fenómenos tienen y pueden llegar a tener en el futuro. Y es precisamente por todo lo anterior, por la importancia que tiene la electricidad para el ser humano en nuestros días y por las consecuencias negativas que todos podemos sufrir por el uso inadecuado y descontrolado de este recurso, y en consecuencia de otras fuentes energéticas, que es de suma importancia para todos que aprendamos a utilizar de manera eficiente la electricidad.

Uno de los grandes inconvenientes que se tiene actualmente para lograr hacer consciencia en la población general es la idea que muchos tienen, que el ahorro de energía eléctrica y de cualquier otro recurso, implica invariablemente un sacrificio, como disminuir nuestra calidad de vida, eliminar varias de nuestras comodidades o no satisfacer por completo nuestras necesidades.

Por ello es menester aclarar que utilizar de manera eficiente la electricidad, y con esto conseguir un ahorro considerable, es complicado, desde luego, pero no es sinónimo de sacrificio. Ahorrar energía implica más bien un cambio importante de hábitos y actitudes con el objetivo de incrementar la eficiencia energética, utilizar racionalmente los recursos energéticos, proteger y mejorar la economía personal y familiar y principalmente preservar y proteger el medio ambiente.

Y precisamente con el objetivo de demostrar que un simple cambio de hábitos y la regulación en nuestro consumo de electricidad pueden ser suficientes para ahorrar y utilizar de manera eficiente este recurso, en Mase Energy hemos elaborado una lista de acciones simples a considerar para el ahorro energético en casa, oficina, taller, escuela o cualquier otro lugar, acciones con las que se puede reducir el impacto ambiental que un uso ineficiente de los recursos genera.

Apagar y desconectar equipos eléctricos. Aunque parezca una acción simple e incluso intrascendente, apagar y desconectar equipos, sistemas y dispositivos que no estén en funcionamiento, puede implicar una enorme reducción en el consumo energético. Así, apagar y desconectar computadoras, impresoras, ventiladores, calentadores o enfriadores de agua, pantallas de TV, reproductores de CD, DVD o Blu-Ray, consolas de videojuegos y muchos otros aparatos es una acción simple y efectiva para este fin.

Apagar las luces. Al igual que los equipos y aparatos se deben apagar y desconectar cuando no están en uso, cuando una habitación, oficina o cualquier lugar no está siendo utilizado, es importante mantener las luces apagadas y las lámparas móviles desconectadas.

Aprovechar la luz del día. Una de las acciones más simples, pero más eficientes para el ahorro de energía eléctrica es aprovechar al máximo la luz del día. Basta con correr las cortinas o persianas de puertas y ventanas para permitir la entrada de la luz del sol y aprovechar esta iluminación natural. Por supuesto, para lograr el máximo aprovechamiento y reducción del consumo de electricidad es de suma importancia no encender las luces durante el día.

Limpieza y mantenimiento a la instalación eléctrica. Esto puede ser un poco más complicado, pero no es una acción que se lleve a cabo diario, sino una vez al año, a lo mucho, y no requiere de un gasto mayor, pues basta con revisar que la instalación funcione correctamente y limpiar lámparas, focos y demás elementos del sistema eléctrico del lugar.

Encender lo necesario. Así como es importante apagar y desconectar los aparatos y luces cuando no se utilizan o no se está en un lugar, también es importante que al estar en una habitación, únicamente se conecten y enciendan los equipos que se necesitan y utilizarán en el momento y solo encender las luces requeridas para la iluminación del lugar.

Emplear tecnología y aplicaciones para el uso eficiente de la energía. Esto se refiere a aprovechar todas las herramientas tecnológicas y digitales que ayudan a reducir, contabilizar y moderar el consumo energético. Entre las herramientas más útiles están los focos ahorradores y tecnología LED, algunos tipos de ahorradores de energía, generadores y almacenadores de energía, medidores inteligentes y en el caso de dispositivos móviles, los software que ayudan prolongar el tiempo de uso de la batería.

Como se puede notar, prácticamente todas las acciones, medidas y hábitos que se recomiendan para el ahorro de energía eléctrica son alcanzables y fáciles de llevar a cabo, no requieren un sacrificio de cualquier tipo, nuestra calidad de vida sigue siendo igual de buena y nuestras necesidades son satisfechas por completo.

El cuidado de nuestros recursos es responsabilidad de todos, por ello en Mase Energy no nos preocupamos únicamente por nuestra labor de diseñar y desarrollar proyectos enfocados en el uso de energías sustentables, sino también en ofrecer información, datos, recomendaciones y herramientas para que el uso de nuestros recursos energéticos sea eficiente y podamos así garantizar un futuro con energía.

Publicaciones recientes

Deja un comentario