Energia eólica | Mase energy

Energía eólica: importancia y porvenir

Les damos la bienvenida a nuestro blog. Esta vez, el equipo de marketing de Mase Energy, trae para todos ustedes una entrada de sumo interés, pues hablaremos sobre la energía eólica, con más precisión, sobre el porvenir de esta alternativa en nuestro país y su importancia en el resto del mundo, tanto en las naciones desarrolladas como los que están en vías de desarrollo. Sin más que agregar, ¡demos comienzo!

El porvenir de la energía eólica en nuestro país.

Las energías renovables y amables con la naturaleza brindan la  posibilidad de conseguir recursos útiles para variadas aplicaciones dentro de nuestra cotidianeidad. Su aprovechamiento posee impactos ambientales menores (incluso nulos) en comparación con las fuentes convencionales, asimismo, cuentan con el potencial suficiente para la satisfacción de todas nuestras necesidades relativas a los energéticos, tanto presentes como futuras. Además, su uso contribuye a la conservación de los recursos no renovables (los cuales han sido explotados con desmesura) y propicia el desarrollo y la auto-sustentabilidad de las regiones.

En la actualidad, son cada vez más las empresas extranjeras pertenecientes a la industria de energías renovables, que invierten en México, pues lo considera un destino confiable y atractivo. Tanto las empresas proveedoras como las desarrolladoras de proyectos comienzan a cobrar mucha fuerza en nuestro país desde hace unos años debido al boom ecologista que se suscitó en los países de alto desarrollo.

También diversas compañías nacionales como Mase Energy han resaltado su presencia en los mercados locales, en el desarrollo de tecnologías en diversas escalas (pequeña, grande o mediana), en la comercialización y manufactura de sistemas renovables, con el fin de que en las poblaciones y regiones del país se dirijan hacia un futuro autosustentable y con sentido ecológico.

De entre las energías disponibles, una de las más rentables es la energía eólica. Ésta es obtenida del viento mediante unas turbinas que transforman su fuerza en electricidad, las cuales, a la vez se componen de hélices encargadas de girar un eje central conectado por medio de engranajes a un generador eléctrico. El empleo de este tipo de energía en nuestro país, es aún joven puesto que aún hay muchas regiones por explorar en búsqueda de terrenos ideales para la construcción de plantas eólicas.

Sin embargo, las mediciones de redes anemométricas pequeñas, llevadas a cabo por el IIE entre otras organizaciones, nos han permitido saber de la presencia de vientos económicamente viables y aprovechables en las penínsulas de Baja California y Yucatán, el altiplano norte y las costas de todo el país. Para finalizar, cabe mencionar que nuestro país cuenta con una central en la Ventosa, Oaxaca. En el Caribe, la empresa Curazao funge desde el mes de marzo de 1994 una planta eólica que fue la primera en toda Latinoamérica y el área Caribe.

Sobre la energía del tipo eólica y su importancia.

La capacidad de una turbina eólica de 1 MW puede ayudar a evitar la generación de hasta 2000 toneladas de CO2 (dióxido de carbono), si ha sido emitida la electricidad transformada mediante centrales termoeléctricas. Al tener en consideración cada eslabón de la cadena (los materiales y energéticos necesarios tanto para la confección como para el desmantelamiento de los sistemas eólicos) puede observarse que es sumamente interesante el balance de energía consumida. Además, se estudian los ciclos de vida de las turbinas.

Un aerogenerador con un potencial 2,5 MW, puede producir en condiciones normales de uso hasta 3.000 MW anuales, lo cual, alcanza para que hasta 2500 hogares consuman energía eléctrica en todo un año. Sumada a esta situación ventajosa, los aerogeneradores tienen una vida de utilidad que ronda entre los 20 y 25 años.

Se pueden diferenciar los aerogeneradores de capacidades menores, (los cuales constan de hasta 10 KW y sirven para suministrar electricidad en lugares aislados o para el bombeo de agua), de los aerogeneradores de grandes potencias (que oscilan entre los 50 KW y los 3 MW) enlazados en las redes eléctricas. Éstos últimos son los que cada vez tienen un mayor desarrollo y se encuentran comúnmente agrupados en los llamados parque, granjas, o centrales eólicas.

La mayoría de los aerogeneradores integran en sí un rotor con palas o aspas que giran alrededor de un eje posicionado horizontalmente. Éste se encuentra conectado a un conjunto de transmisión multiplicadora o mecánica y al final, a un generador eléctrico. Es de suma importancia señalar que la longitud de las palas es determinante en la generación de electricidad, puesto que cuanta más extensas sean alcanzarán una mayor área barrida y por ende producirán más energía.

Los detractores de la energía eólica dentro de los países industrializados suelen objetar que ésta usa equipos ruidosos y no alcanza a cubrir los requerimientos energéticos de las poblaciones. Sin embargo, pasan por alto que es una fuente nueva, limpia, en desarrollo y complementaria a otras dinámicas de producción. Con respecto a los inconvenientes que puede llegar a ocasionar, siempre serán mucho menores que los problemas causados por otros tipos de energía, por ejemplo, la energía nuclear y la que hace uso de combustibles fósiles.

No debemos omitir que al ser una energía producida con el movimiento del viento, es decir al ser una energía cinética no contamina, por lo que es una de las más limpias y amables con el medio en la actualidad. El reto del porvenir es obtener fuentes de energía, baratas, renovables y accesibles para todas las naciones del mundo, que permitan a las industrias y los hogares disminuir la dependencia ante el petróleo. Tal parece que una de las mejores alternativas ante tal reto es la energía eólica. ¿No lo creen? Gracias por visitarnos, ¡vuelvan pronto!

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *