EFICIENCIA ENERGÉTICA

El futuro próximo de la eficiencia energética

Es imposible predecir el futuro, y tratar de hacerlo en cuestiones científicas y tecnológicas es muy arriesgado, pues la probabilidad de cometer un error craso es alta. Sin embargo, hoy nos atrevemos a dar una pequeña lista de algunos de los avances que podríamos ver en un futuro próximo en el área de la eficiencia energética no como una predicción del futuro, sino como una expectativa basada en estudios, avances y hechos reales que se han logrado en los últimos años a nivel nacional e internacional en este campo.

Cabe mencionar, antes de iniciar con la lista de expectativas, que estas aplicaciones y avances futuros en el sector energético no implican únicamente tecnología, herramientas, dispositivos, instalaciones y tipos de energía, también incluyen cuestiones humanas, políticas, gubernamentales y legislativas que podrían tener lugar en el futuro con el objetivo de proteger el medio ambiente, aprovechar los recursos al máximo y contar con la energía suficiente para la práctica de cualquier actividad.

Tecnología LiFi:

Este es un nuevo término que probablemente no hayas escuchado antes de hoy, sin embargo, es un tipo de tecnología en la que se ha estado trabajando recientemente y que ha tenido grandes avances, tan grandes que se prevé que en un par de años ya se utilice con regularidad.

LiFi es el acrónimo de Light Fidelity, un proyecto para lograr la comunicación mediante el uso de luz visible. Esta tecnología de comunicación está basada en el uso de ondas de luz en sustitución de las ondas de radio para la transmisión de datos, con lo que se espera utilizar, por ejemplo, lámparas LED compatibles con LiFi para la transmisión de datos con una velocidad superior a la actual y con un gran ahorro de energía.

Aunque parece tecnología muy avanzada y lejana a nuestros tiempos, lo cierto es que actualmente ya hay instalaciones en las que está siendo probada esta tecnología, ambientes reales con sistemas de iluminación que ofrecen la opción de reunir y compartir datos. Los resultados son tan prometedores y aceptables que algunas compañías del sector de la iluminación ya planean incorporar tecnología LiFi en las luces de techo que ofrecen y ya hay también compañías interesadas en su adquisición see this page.

Vehículos eléctricos:

Al ver este término se puede pensar que no es realmente un avance del futuro, ya que en la actualidad podemos ver en circulación muchos vehículos híbridos o eléctricos y su demanda y venta han incrementando considerablemente.

Pero el avance al que nos referimos es la incursión de los vehículos eléctricos en los sistemas de transporte público, pues así como el mundo, la industria y los particulares nos adaptamos a las condiciones actuales del mundo, las entidades públicas y gubernamentales deben hacerlo también, de manera que contribuyan al proyecto mundial de eficiencia energética y ayuden a la creación y establecimiento de estrategias de crecimiento económico, social y ecológico.

Iluminación industrial:

Nuevamente no se trata de un avance tecnológico, pues la alternativa de uso de tecnología LED ha estado disponible desde hace años, pero su costo inicial fue tan alto, y en cierta medida lo sigue siendo, que pocas industrias han adoptado nuevos sistemas de iluminación por el alto costo económico.

Es por ello que existe el proyecto “Iluminación como servicio”, iniciativa a la que se espera se unan muchos proveedores de servicios de energía para sustituir los sistemas de iluminación actual de las industrias con soluciones eficientes con bajo costo para el empresario, pues el pago real se dará a través del ahorro de energía y el uso de los servicios de mantenimiento que ofrece el proveedor.

Este parece ser uno de los proyectos más difíciles de consolidar por las altas implicaciones económicas, sin embargo, ya hay países donde contratos con estas condiciones se han llevado a cabo, por lo que es posible esperar que en un futuro no muy lejano sea una práctica común en todo el mundo.

Compromiso digital:

Está completamente comprobado que el uso de medios digitales y electrónicos para la comercialización de productos, pero sobre todo para las tareas de marketing y publicidad de las empresas es sinónimo de utilidad, ahorro y eficiencia energética. Sin embargo, no todas las organizaciones utilizan estos medios aún, por lo que se espera un mayor impacto y compromiso digital, y por lo tanto ambiental, de estas entidades en el futuro próximo.

HEMS:

Los llamados Home Energy Management Systems o HEMS, sistemas de gestión de energía en el hogar, son herramientas de gran utilidad para el ahorro de energía y dinero para los usuarios domésticos. No obstante, pocos hogares cuentan con sistemas de este tipo y pocas constructoras utilizan estos sistemas al momento de diseñar y construir casas, condominios o proyectos residenciales.

Los HEMS son un sistema que engloba herramientas tecnológicas para el ahorro, la generación y el almacenamiento de energía en el hogar, ofrecen datos valiosos para incrementar el ahorro y requieren una sencilla implementación, por lo que se espera que pronto, con la ayuda de las compañías proveedoras del servicio, el uso de estos sistemas para el hogar incremente.

Políticas ecológicas:

En este rubro específico ya se ha comenzado a trabajar bastante, ya hay legislaciones y reglamentaciones al respecto para industrias, medios de transporte y compañías proveedoras, pero aún hay aspectos que no se han tomado en cuenta y en los que se espera pronto haya algún avance político y reglamentario que favorezca a nuestro medio ambiente.

Monitoreo:

La eficiencia energética únicamente puede ser ideal cuando se tienen datos precisos y actuales sobre la cantidad de energía y recursos que se están consumiendo, aspecto que ha sido difícil de contabilizar para muchas organizaciones. Por fortuna, las compañías de software ya están trabajando para desarrollar programas funcionales que permitan monitorear el consumo de energía de cualquier industria de manera precisa y en tiempo real, además de ayudar a la gestión de este recurso para su máximo aprovechamiento y ahorro.

Algunas empresas ya cuentan con sistemas de este tipo, pero hasta el momento ninguno es completamente efectivo, aunque gracias al interés actual, seguramente en el futuro próximo se contará con una aplicación funcional y efectiva.

Autogeneración de energía:

Este es quizás uno de los avances de mayor importancia, pues utilizar tecnología y sistemas para la autogeneración de energía implica invariablemente el uso de fuentes de energía renovable, como la energía solar y eólica, las cuales no han sido aprovechadas al máximo en nuestra era moderna. También implica el uso de técnicas como la recuperación de calor, la cogeneración y el uso de residuos como fuente de producción de combustible, entre otras alternativas.

En conjunto todo esto implica un beneficio general para los humanos, la sociedad, la economía y el medio ambiente, pues el consumidor final tendría una menor dependencia de la red pública, la emisión de gases disminuiría considerablemente, el calor generado se aprovecharía, se podrían eliminar mediante su aprovechamiento los residuos y el gasto económico sería menor, entre otros beneficios.

Quizás cuando vemos estos probables avances no consideremos en su total magnitud la importancia real que pueden llegar a tener, pero lo cierto es que su realización puede implicar un mejor estilo de vida, aire más limpio, protección ambiental, ahorro económico, todo esto sin realizar sacrificios en cuanto a comodidad y servicios actuales se refiere.

En Mase Energy estos avances realmente nos emocionan y como la empresa especializada en energía sustentable que somos, nuestro compromiso es seguir trabajando para contribuir a estos avances y lograr tener un país y un planeta con energía, recursos y futuro, por ello una de nuestras grandes ocupaciones es la eficiencia energética.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *