CONSEJOS PARA MANTENER LIMPIOS TUS PANELES SOLARES

Uno de los factores de importancia para mantener en óptimas condiciones es la limpieza de paneles solares asegurando una eficacia en la conversión. La presencia de suciedad y depósitos sobre el panel lo tornan de hecho poco eficaz. La dificultad de limpieza de los paneles solares radica en el hecho que la superficie es delicada y en la dificultad de acceso debido a la ubicación de los paneles (generalmente instalados sobre techos, su inclinación o bien en sectores elevados).

 A pesar de que la lluvia pueda en ocasiones ayudar en algo en la limpieza de tus paneles solares, lo aconsejable es limpiarlos entre 3 y 4 veces al año para que sigan a pleno rendimiento. Existen máquinas que aseguran una profunda limpieza de la superficie del panel fotovoltaico sin el empleo de jabón, detergentes ni agentes químicos los cuales podrían dañarlo.

 Ya que invertiste una considerable suma de dinero en tu instalación de paneles solares (sobre todo si son fotovoltaicos), debe de ser de gran importancia hacerlos rendir al máximo de sus posibilidades. La eficiencia operativa de un panel solar depende de la cantidad de luz solar que llega a él. Al estar expuestos al aire libre, los paneles pueden ensuciarse por múltiples causas: polen de plantas y árboles, depósitos de sal si vives en zonas costeras, polvo en zonas urbanas, hojas y otros residuos vegetales y como no, excrementos de aves. Cualquiera de estos factores de forma independiente al resto, podría ocasionar una reducción de la cantidad de electricidad producida, así que la limpieza de los paneles es fundamental en todos los casos.

 Te recomendamos programar unas sencillas tareas para el mantenimiento y limpieza, con la finalidad de que permanezcan en prefecto estado, maximizando la producción de energía solar, como haciéndola mas rentable.

¿Cómo mantener los paneles solares limpios?

A la hora de limpiar los paneles solares es importante recordar no usar detergentes abrasivos ni útiles de limpieza ásperos que puedan dañar permanentemente la superficie del panel reduciendo su capacidad productiva. Debes utilizar  esponjas, material de microfibras. La mejor manera de limpiar un panel solar es usar una esponja o gamuza suave, y un cubo con agua en el que habrás diluido una pequeña cantidad de lavavajillas. No uses mucha cantidad de jabón o será mucho más difícil aclararlo del todo y correrás el riesgo de que queden restos.  Antes de nada, moja bien el panel y asegúrate de que la suciedad esté bien empapada para que sea más fácil retirarla y no rayes la superficie del panel al arrastrarla con la bayeta o esponja. Aclara abundantemente con agua de buena calidad (no aguas duras o procedentes de pozos).

Otro factor es el tener en cuenta la calidad del agua que uses, puesto que si el agua es de pozo o es agua de red con aguas duras, al secarse dejarán sobre el panel una película de sales minerales, reduciendo también su eficiencia.

 Si tus paneles están en un emplazamiento complicado, en altura y/o no te ves capaz de limpiarlos, siempre puedes contactar con alguna empresa especializada en limpieza de paneles. 

Te recomendamos que no uses limpiadoras a presión: es mucha tentación utilizarlas porque el trabajo se hace muy rápido y la suciedad sale muy rápido, pero podrías dañarlos permanentemente. Si te encuentras con una marcha persistente, déjala a remojo y frota con cuidado más tarde.

RECOMENDACIONES:

Realizar una limpieza inadecuada puede revocar la garantía de la empresa fabricante, así que ten mucho cuidado y en caso de dudas, contacta con profesionales.

Aparte del cuidado por trabajar en alturas, cuida el aspecto de la seguridad en cuanto a riesgos por electrocución: agua y electricidad no son buena combinación. Usa materiales aislantes de protección y extrema la precaución.

Evita los días con mucho viento para la limpieza de los paneles, o la suciedad y el polvo que se levanten con el aire, se quedarán pegados a la superficie del panel y no obtendrás buenos resultados.

No abuses del detergente y emplea agua de buena calidad (no aguas duras o de pozos).

 

Con todo esto conseguirás mantener tus paneles en óptimo estado y amortizarás en menos tiempo el costo de tu instalación solar.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *