Consejos sobre cómo ahorrar energía

En esta entrada le daremos algunos consejos muy útiles sobre cómo ahorrar energía:

Encontrar y aplicar una buena estrategia para ahorrar electricidad tiene un par de ventajas, tanto para la economía del usuario como para el medio ambiente.

Como ahorrar energia | Mae energy

En un plano general debería ser suficiente con sólo recordar los giros erráticos que llegan a dar las estaciones, así como el efecto invernadero. En un terreno más particular, existen muchas personas que necesitan disminuir las cantidades de energía gastada, por razones monetarias, sin que tal reducción afecte la calidad del servicio.

*En el mercado pueden encontrarse los llamados “focos ahorradores”. Su uso puede alcanzar una disminución de hasta tres cuartas partes de lo que se consumiría de forma habitual.

*La luz que no se va a ocupar no debe gastarse. Si se va a salir de la casa o centro de trabajo no es recomendable dejar los focos prendidos.

*Estamos tan expuestos a luces artificiales y estímulos tecnológicos, desde utilizar la computadora, ir por la noche a un restaurant o prender los focos de la oficina en la mañana, que olvidamos la importancia de la luz natural.

El sol nos ofrece una de las fuentes de luz más favorable para nuestro reloj biológico, y aprovecharlo no es tan difícil como podría parecer: cambiar o abrir las cortinas; colocar una claraboya, de tener la oportunidad; u ocupar la luz natural, en lugar de la eléctrica, siempre que se tenga la oportunidad.

*Si se vive en lugares fríos y se utiliza un clima artificial, bajar de forma deliberada algunos grados centígrados y colocarse un par de prendas o cobijas extra para soportar, es un buen consejo de cómo ahorrar energía. Por cada grado que ha sido disminuido es posible cuantificar cierto nivel de gasto en electricidad.

*Es recomendable aprovechar bien las cargas de la lavadora. Si bien mucha gente puede lavar sólo una prenda o un par de prendas por urgencia, lo más recomendable es llenar bien y colocar un bulto de ropa proporcional al tanque. De esa manera no sólo habrá un gasto económico menor en electricidad, sino que el agua tampoco será desperdiciada.

*Adquirir frutas y verduras no importadas y, por el contrario, producidas dentro de los límites de la zona en la que se vive o en una estación del año favorable para dicho alimento, es una buena forma de ahorrar energía, ya que no será necesario realizar el transporte de un estado a otro o conservar los alimentos en un refrigerador.

*Eventualmente será necesario actualizar los electrodomésticos, ya que algunos de los que han alcanzado la década de vida gastan cantidades considerables de energía. Aunque esta opción le pueda sonar cara a algunos lectores, a largo plazo no lo será, puesto que el consumo de energía se disminuirá.

*Es posible que la gente no imagine cómo ahorrar energía de forma sencilla. Detalle como dejar abierta o mal cerrada la puerta de un refrigerador pueden ser factores poco favorables.

*Si se está trabajando en la computadora y se hará una pausa durante un par de horas, no apagarla será muy poco favorable para disminuir la cantidad de energía gastada.

*Existen hogares donde aunque no se esté ocupando la televisión o el microondas, estos permanecen conectados. Si bien, pueden estar apagados o en reposo, seguirán gastando energía.

*Si en el hogar o proyecto donde se utiliza electricidad se tiene la oportunidad de cambiar su modelo de consumo de energía por uno sustentable, el usuario tendrá una de las opciones de ahorro más efectivas.

*Hay aparatos cuya regularidad de uso puede ser tal que el usuario termina por olvidar la acumulación de gasto que implica cada vez que se les ocupa. Buenos ejemplos de esto pueden ser la cafetera o el microondas.

*Una parrilla o estufa que enciende a partir del consumo de gas natural, no podrá compararse con una en la que se requiere de energía eléctrica.

Una forma efectiva de cómo ahorrar energía a través de pequeñas acciones es la implementación de reglas en espacios compartidos:

*En la oficina, por ejemplo, se le puede solicitar a todos los trabajadores que al abandonar las instalaciones se apague y desconecte cualquier aparato eléctrico ocupado durante la jornada.

*El aire acondicionado deberá recibir mantenimiento de forma eventual. De lo contrario, tendremos una fuga de energía en nuestro espacio.

*En las oficinas, las fotocopiadoras son uno de los aparatos que al parecer nunca descansan. Son ocupados decenas de veces durante una jornada, y en la noche sólo son apagados o incluso llegan a quedarse en un mero estado de reposo; ambas, opciones poco viables para el ahorro de energía.

*Hay que tener presentes las grandes cantidades de electricidad que gastan los monitores.

*Otra forma efectiva para entender cómo ahorrar energía desde nuestro ámbito, es el entendimiento de otras fuentes. Una de las mejores que, si bien ya mencionamos, poca gente se da en verdad el lujo de aprovecharla, es la de tipo solar.

*Existen omisiones que afectan el rendimiento y consumo de energía de otros aparatos. Contar con un sistema de aire acondicionado y olvidar mantener bien cerradas puertas y ventanas puede ser un buen ejemplo de lo que mencionamos.

Si alguna de estas tareas, por tratarse de actividades que involucran a todo el grupo social que comparte una oficina o vivienda, parece difícil de cumplir, se le sugiere colocar etiquetas o pequeños post que puedan ayudar a los demás integrantes a no olvidar sus compromisos.