Celdas Solares

Calentadores solares y sistemas fotovoltaicos

El panorama ambiental en la actualidad refleja las consecuencias de la sobreexplotación de los recursos naturales que, con el paso de los siglos, ha ocasionado alteraciones en el medio ambiente, cambio climático, extinción de especies animales y vegetales, la aparición de múltiples enfermedades e inclusive mutaciones ocasionadas por la contaminación.

Lo anterior, aunado a que los recursos naturales escasean y a que por el crecimiento de la población existe mayor demanda de energía, los métodos tradicionales empleados para generar energía para satisfacer las necesidades de diferentes tipos de industria y para autoconsumo, ya no resultan rentables.

Como una solución a estas situaciones se han desarrollado alternativas para obtener energía empleando sistemas que tienen poco o nulo impacto ambiental y que aprovechan las fuentes de energía renovables, es decir, aquellas que por su naturaleza o por los medios que se utilicen para su extracción y transformación son inagotables.

Las celdas solares son un ejemplo claro de cómo es posible aprovechar un recurso natural renovable sin prácticas que resulten nocivas para el ambiente y gracias a que con el avance tecnológico ahora son mucho más económicas que hasta hace unas décadas, han ganado mucha popularidad tanto para uso residencial como para el uso empresarial e industrial.

Las celdas solares permiten transformar la radiación solar en energía térmica o eléctrica según la manera en que están diseñadas y el tipo de materiales empleados en su fabricación. Estas celdas o células se disponen en paneles o módulos solares capaces de captar y transformar la energía que irradia el sol y como ya mencionamos, según el tipo de tecnología que se emplee en su diseño y fabricación pueden ser térmicos, termodinámicos o fotovoltaicos.

Por un lado, los paneles térmicos y termodinámicos, como su nombre lo indica, aprovechan la radiación solar en forma de energía térmica. Son un tipo de tecnología que encontramos en calentadores solares y la manera en que funcionan es transmitiendo la energía térmica de la radiación solar a través de un sistema de intercambio de temperatura hacia el agua.

Los calentadores solares térmicos y termodinámicos por lo regular están equipados con tanques en los que el agua se almacena y conserva su calor hasta que sea utilizada, por lo que incluso durante la noche se puede disponer de agua caliente.  Las celdas de estos sistemas se fabrican con materiales semiconductores y con circuitos que tienen un líquido refrigerante, responsable de mantener el agua caliente.

Por otra parte están los paneles fotovoltaicos que se encargan de transformar la energía solar en electricidad. En términos generales esto lo hacen gracias a que las celdas solares que los componen forman un campo eléctrico permanente por el que fluyen electrones, producto del choque de los fotones con la superficie de las celdas. Este flujo siempre se da hacia la misma dirección por lo que generan corriente eléctrica continua que, a través de un inversor fotovoltaico, se transforma en corriente alterna para inyectarse directamente a la red de suministro eléctrico.

Si bien, los calentadores solares y sistemas fotovoltaicos ofrecen muchos beneficios tanto para el cuidado del medio ambiente como para ahorro energético, muchas personas no se deciden a instalar uno en sus hogares pues piensan que una desventaja de estos sistemas es que dependen del sol.

Sin embargo, aunque su fuente de energía sea efectivamente la radiación solar, por la tecnología tan sofisticada que se emplea en nuestros días en su fabricación, incluso cuando está nublado estos sistemas funcionan y por la noche, gracias a los depósitos para agua y baterías con que están equipados los sistemas fotovoltaicos, se puede disfrutar de agua caliente y de electricidad.

Incluso, algunos sistemas funcionan bien cuando se presentan heladas. Además de los medios para almacenar energía, los sistemas fotovoltaicos pueden incorporar seguidores solares que mueven los paneles manteniéndolos siempre en posición perpendicular al sol para que puedan captar la energía solar durante más horas al día y por tanto, producir más electricidad.

Los calentadores solares son bastante utilizados para autoconsumo, mientras que los paneles fotovoltaicos los encontramos más comúnmente en empresas e industrias, en sistemas de vigilancia de calidad del agua y de bombeo, en estaciones metereológicas, en centrales de telecomunicaciones, en señalización vial y ferroviaria, en alumbrado público, en teléfonos de emergencia, como energía de respaldo en vehículos de navegación marítima y para suministrar energía a satélites espaciales, aunque también pueden instalarse en el hogar.

De hecho, actualmente en México existe la posibilidad de instalar un sistema fotovoltaico con interconexión a la red de la CFE para reducir la cuenta que pagas bimensualmente por consumo de energía y contribuir al cuidado del medio ambiente. Si deseas hacer tu contrato de interconexión con la CFE necesitas contar con un sistema fotovoltaico con una potencia no mayor a 10kW en tu vivienda o bien, de 30kW en tu negocio.

Para ello, en Mase Energy ponemos a tu disposición nuestros productos y servicios; nosotros nos encargamos de determinar las características del sistema fotovoltaico que se puede instalar en tu hogar y hacemos la conexión con la red de la CFE, posteriormente se instalará un medidor de luz bidireccional para que la energía que produzcas pero no utilices regrese a la CFE y sea abonada para que la uses en el siguiente bimestre, lo que representa una reducción en tu consumo de electricidad que beneficiará a tu bolsillo.

En Mase Energy puedes solicitar una cotización en línea o bien, contactarnos para recibir información detallada sobre los equipos y servicios que ponemos a tu disposición.

1 reply
  1. fernando rojas
    fernando rojas says:

    Necesito informacion sobre calentadores solares para tipo industrial ya que me serviria para la empresa en que laboro para poder llevar acabo un proyecto de energias renovables

    Responder

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *