ahorro de energía eléctrica

Ahorro de energía eléctrica: sistemas fotovoltaicos conectados a la red

Ha sido durante los últimos 30 años que el desarrollo tecnológico en diseño y materiales que se emplean para fabricar los módulos o paneles fotovoltaicos comerciales ha permitido que su costo se reduzca en un 95% y su eficiencia haya aumentado en casi un 200%, lo que ha hecho posible la penetración de esta tecnología en el ámbito internacional. Por ello, cada vez es más común que se utilicen sistemas fotovoltaicos para el ahorro de energía eléctrica a nivel mundial, sobre todo aquellos que se conectan a la red eléctrica.

Lo que ocurre actualmente en los países industrializados como Alemania, Dinamarca, Holanda y Japón es que con los sistemas fotovoltaicos interconectados a la red, con plantas centrales y múltiples generadores pequeños dispersos en la red eléctrica, se puede satisfacer la demanda de energía eléctrica de la población. Esto es una muestra de que la generación fotovoltaica ligada a la red puede ser una alternativa viable en un esquema de generación distribuida que ofrece múltiples beneficios, según las características del sistema de distribución y de las condiciones bajo las que opera la red.

Entre estos beneficios encontramos la suavización de picos de demanda cuando hay coincidencia entre la cantidad de energía que genera el sistema fotovoltaico y la que se consume en el inmueble o alimentador; el alivio térmico en equipos de distribución, lo que aumenta su tiempo de vida haciendo que se pueda postergar la inversión de capital para reemplazarlos; la disminución de pérdidas por distribución y transmisión de energía; un soporte de voltaje en alimentadores y compensación de potencia.

Ahora bien, para que nos demos una idea más clara de cómo un sistema fotovoltaico conectado a la red puede traer tantos beneficios y contribuir en el ahorro de energía eléctrica hablemos sobre sus componentes y funcionamiento.

Los principales componentes que encontramos en un sistema de este tipo son un panel o módulo fotovoltaico y un inversor eléctrico. El módulo es el que se encarga de transformar la luz solar en electricidad y el inversor funciona como un elemento acondicionador de la potencia producida por el panel para adecuar la electricidad del sistema a las características eléctricas de la red.

Los módulos o paneles fotovoltaicos se componen de celdas solares individuales en un número que depende de la potencia y potencia pico del sistema en cuestión. En este sentido, el voltaje de la energía producida por el panel se obtiene por la conexión entre diferentes celdas fotovoltaicas y su potencia.

Por lo regular, la potencia de los módulos se encuentra entre los 50 y 200 Wp (watts pico) pero también es posible encontrar módulos con una potencia superior a 200 Wp. En la fabricación de los módulos fotovoltaicos el material más empleado es el silicio que puede ser monocristalino, policristalino o silicio amorfo, con diferentes niveles de eficiencia debido a la estructura química que presentan en su composición. El tipo de silicio que se emplee para hacer un módulo de este tipo determinará su precio, siendo el silicio monocristalino el más eficiente y por tanto, el más costoso.

Como ya mencionamos, además del módulo fotovoltaico, el sistema requiere de un inversor eléctrico, elemento indispensable para lo conexión del sistema a la red eléctrica convencional. El inversor se encarga de transformar la corriente continua, producida por los paneles, en corriente alterna para lograr establecer una conexión segura con la red. Adicionalmente se pueden equipar estos sistemas con otros elementos como fusibles, interruptores automáticos y varistores, para evitar fallas ocasionadas por las variaciones de corriente, sobretensiones y sobrecargas.

Los sistemas fotovoltaicos interconectados a la red son principalmente utilizados en viviendas o edificios en zonas urbanas y se instalan sobre las azoteas para que los módulos puedan captar más energía solar al estar expuestos directamente todo el día a la radiación del sol.

El elemento encargado de llevar a cabo la conexión del sistema a la red es precisamente el inversor y para garantizar el buen funcionamiento de la instalación según las disposiciones legales, es necesario consultar las normas y recomendaciones establecidas para regular este tipo aplicaciones, como puede ser la norma IEEE std 1547 (IEEE, Standard for Interconnecting Distributed Resources with Electric Power Systems) y específicamente en México, las disposiciones de la CFE.

Hablando de las regulaciones en México para instalar estos sistemas, es posible instalar sistemas para la generación de electricidad en pequeña o mediana escala mediante un contrato de interconexión con la CFE. Con ello se busca, además de permitir al usuario un ahorro de energía eléctrica que se verá reflejado en la disminución de las cuentas de consumo bimestral, contribuir al uso de tecnologías limpias para el aprovechamiento de energía renovable, lo que tiene un impacto positivo en el cuidado del medio ambiente.

Para hacer un contrato de interconexión en pequeña escala, la potencia del sistema fotovoltaico que instales no debe ser mayor a 10kW en tu vivienda o de 30kW en un negocio y para contratos de mediana escala, la potencia del sistema no debe superar los 500kW. En el domicilio la CFE instalará un medidor de luz bidireccional que permita enviar la energía que produzcas pero no utilices a CFE para que la puedas utilizar al siguiente bimestre, de esta manera al corte bimestral, tu consumo será mucho menor o incluso podría marcar ceros, ahorrándote significativas sumas de dinero.

Si estás interesado en comenzar a ahorrar energía y contribuir al cuidado del medio ambiente, en Mase Energy te asesoramos en la elección del sistema de interconexión a la red que se adapte a tus necesidades. Puedes solicitar una cotización desde nuestra página web o contactarnos para recibir mayor información sobre los sistemas y servicios que ponemos a tu disposición.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *